lunes, 10 de noviembre de 2008

Intentando rentabilizar Youtube

En el suplemento de Negocios de El País de hoy domingo leo que, a partir del mes que viene, Youtube comenzará a emitir largometrajes con publicidad, gracias a un contrato que acaba de firmar con un gran estudio de Hollywood. Según la noticia, sólo en EE.UU. Youtube atrae a más de 5.000 millones de espectadores al mes (es lo que pone la noticia, pero me cuesta un poco creérmelo, la verdad) y Google parece considerar que los 157 millones de euros de ingresos que obtiene anualmente son una minucia para tal nivel de tráfico. Si además tenemos en cuenta que este servicio le costó a Google hace un par de años 1290 millones de euros, no me extraña que estén un poco preocupados por su nivel de rentabilidad.

Por otra parte, Hulu, con un tráfico de visitantes muy inferior, generó en su primer año la mitad de ingresos que Youtube. Hulu, creada conjuntamente por la NBC y News Corp, emite largometrajes y series con publicidad (aunque desgraciadamente para nosotros por ahora sólo en EE.UU.) en formatos de gran calidad.

Es un ejemplo claro de que el "dime cuantos te visitan y te diré cuanto vales" es casi siempre una falacia. Youtube es un servicio paradigmático, un fenómeno sin precedentes que marcó la evolución del internauta de consumidor a productor de contenidos, pero seamos sinceros: pocos estaríamos dispuestos a pagar por ver la inmensa mayoría de esos contenidos o a soportar determinados niveles de publicidad intrusiva. Hay cosas que son de perogrullo pero que parece que a menudo se olvidan: si no añades valor difícilmente puedes generar negocio. Los vídeos de mi hijo en Youtube bailando son muy graciosos... para su madre, sus abuelas y para mí. El resto del mundo puede que los encuentre más o menos divertidos, pero estoy seguro de que no va a pagar por verlos.

Por eso Youtube decide optar por intentar canalizar parte de esa enorme masa de visitantes diarios hacia contenidos con un mayor valor añadido, buscando que éstos le permitan dar un salto cualitativo en su nivel de rentabilidad. Eso sí, me cuesta imaginar cómo podrá compaginar estos dos tipos de contenidos tan dispares sin desconcertar a los usuarios.

El número de servicios que se encuentran en permanente fase beta, preocupados únicamente por captar capital para seguir creciendo y captando usuarios, dejando para más adelante la definición e implantación de un modelo de negocio viable, es ya demasiado elevado. La crisis está cerrando de golpe las vías de financiación de muchas de estas iniciativas (para muestra, el caso de Mobuzz) y en los próximos meses asistiremos a la desaparición de una gran cantidad de ellas, principalmente las que no se hayan preocupado todavía de pensar en cómo rentabilizar su negocio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias por la cobertura que estás haciendo de este problema. La verdad es que no es fácil enterarse de cómo va evolucionando este tema. ¿Sabes algo acerca de la supuesta reunión que mantuvo ayer la CODDI con el Ministerio?

Anónimo dijo...

Obviamente el comentario era a la noticia anterior. Ayyy... lo voy a repetir allí y borra éstos si quieres. Perdona por las molestias.